Filtros minerales vs químicos. ¿Cuáles son mejores?

Filtros de protección solar minerales vs. químicos

La investigación es clara y rotunda: todos necesitamos usar protección solar todos los días, llueva o haga sol, para prevenir tanto el envejecimiento prematuro como el posible desarrollo del cáncer de piel. Pero, ¿y si no te gusta usar crema solar, aunque sabes que deberías hacerlo? En muchas ocasiones hemos escuchado casos donde el uso de una crema solar ha provocado granos, ha irritado la piel o, simplemente, dejaba la piel blanca o pegajosa. No dudamos que eso ocurriese, pero la solución no es evitar la protección solar por completo, lo prometemos.

Encontrar una fórmula que funcione para tu tipo de piel es la clave para la protección. Puede ser necesario probar distintas opciones para encontrar algo que funcione para ti, por lo que es importante comprender las diferencias entre los filtros de protección solar: qué son, cómo funcionan y cómo se sienten en la piel.

Existen dos tipos de filtros solares: los minerales (o físicos) y los químicos (o sintéticos). Ambos son igualmente eficaces en cuanto a protección. Se pueden incluir filtros minerales o sintéticos en protectores con texturas dirigidas a cualquier tipo de piel. Por ejemplo, si tienes piel normal o grasa, existen fórmulas ligeras y no aceitosas. Si tienes una piel normal o seca, puedes encontrar fórmulas SPF hidratantes para la piel.

¿Qué tipo de protector solar es el mejor?

Las diferencias entre los filtros minerales y los químicos no están relacionadas con la eficacia, ya que ambos son eficaces. Vienen determinadas por las preferencias personales y por el grado de sensibilidad de tu piel (los filtros minerales tienen un mayor tolerancia).

  • Protectores solares minerales: Solo hay dos ingredientes minerales que ofrezcan protección solar: el dióxido de titanio y el óxido de zinc. Trabajan en las capas superiores de la piel absorbiendo y (en menor medida) desviando y dispersando los rayos nocivos del sol. A estos ingredientes minerales a veces se les llama filtros físicos de protección solar o bloqueadores físicos, aunque esa no es una representación objetiva de cómo funcionan.
  • Protectores solares sintéticos: Existen más de 30 ingredientes sintéticos que ofrecen protección solar. Se absorben en las capas superficiales de la piel, donde funcionan de manera similar a los ingredientes minerales SPF: dispersando y desviando los rayos nocivos del sol, convirtiendo los rayos UV en calor y “desactivándolos”. (No te preocupes, no lo sentirás en tu piel). Los ingredientes protectores solares sintéticos mas comunes son la oxibenzona, el octinoxato, el octisalato y la avobenzona. A veces se les llama o etiqueta como "protectores solares químicos", lo cual es engañoso y genera confusión. Todos los ingredientes para el cuidado de la piel son químicos, incluso el agua.

Un mito común sobre los protectores solares

En el mundo cosmético a los filtros minerales de los protectores solares a menudo se les denominan "orgánicos". En realidad (ciencia), los ingredientes minerales de los protectores solares son sustancias químicas inorgánicas. Estamos aquí para compartir la realidad, de modo que los grandes mensajes publicitarios no influyan en tus elecciones sobre el cuidado de la piel.

Es importante saber que no hay nada que sea intrínsecamente mejor o peor en las fórmulas que contienen filtros minerales o sintéticos. Lo que importa es que protegen tu piel del daño solar. Sí, puede que por la textura y la forma de aplicación uno parezca mejor opción para tu tipo de piel, pero guíate siempre por la fórmula a la hora decidir, no por los mensajes de marketing.

¿Qué crema solar es la mejor?

Como dijimos, la crema solar adecuada para ti es la que te permita (guste) aplicarla a diario con facilidad. Eso sí, debe tener un factor de protección solar SPF 30 o superior de amplio espectro para evitar el daño causado por los rayos UVA y UVB. Más allá de eso, necesitas saber cómo responde tu tipo de piel a los diferentes ingredientes y texturas que existen en las opciones minerales, sintéticas o combinadas.

Protectores solares minerales:

  • Comienzan a trabajar inmediatamente después de la aplicación, pero deben absorberse para que sean más efectivos y para garantizar que no los elimine la ropa.
  • Casi no tienen riesgo de irritar la piel.
  • No penetran más allá de las capas superiores de la piel.
  • Puede dejar un rastro blanco, especialmente en tonos de piel más oscuros, pero los mejores protectores solares minerales tienen un acabado casi translúcido.
  • Pueden necesitar una aplicación más cuidadosa debido a la forma en que funcionan en las fórmulas.

Protectores solares sintéticos:

  • Comienzan a trabajar inmediatamente después de la aplicación, pero deben absorberse para que sean más efectivos y para garantizar que no los elimine la ropa.
  • Se encuentran generalmente en productos con texturas más ligeras.
  • Son ideales para fórmulas resistentes al agua, ya que tienen la capacidad de no dejar un rastro blanquecino cuando sudas o te mojas; sin embargo, como con cualquier protector solar, debe volver a reaplicarse con frecuencia.
  • Puede ser sensibilizante para las personas con piel sensible.
  • Puede penetrar en la piel y ser absorbido en pequeñas cantidades que no presentan riesgos para la salud

Cualquiera que sea la crema solar que elijas, es crucial usarla durante todo el año. Una exposición al sol sin protección, incluso en días nublados y aunque no te queme la piel, acelera el envejecimiento y aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de piel. Y sí, es cierto, los rayos UVA atraviesan las ventanas. No sentirás el daño, pero estará sucediendo de todos modos.

¿Qué cremas solares de Paula's Choice SPF son los mejores para mi piel?

No dejaremos de repetir una y otra vez la importancia de proteger la piel todos los días con un protector solar SPF 30 o superior, ya sea en forma de hidratante, primer o base de maquillaje. Por eso que hemos creado una gama de SPF que nutren y se adaptan a cada tipo de piel, ofreciendo una fantástica protección y manteniendo una apariencia saludable. Puede llevarte algo de tiempo el ir probando hasta encontrar la fórmula perfecta, pero los resultados valdrán mucho la pena.

Si tienes imperfecciones o rojeces, prueba una de nuestras cremas hidratantes minerales ligeras con SPF: protector solar para pieles grasas, protector solar para pieles secas y protector solar para pieles envejecidas. ¿Usas normalmente un protector solar mineral porque tienes la piel sensible? ¡Paula´s Choice cuenta también con un protector solar químico apto para pieles sensibles! Prueba nuestra Protector Solar Hidratante SPF 50 . Está formulado para una mejor tolerancia y reduce la reacción en las pieles sensibles. Si un protector solar mineral no te parece la mejor opción para tu tipo de piel, o prefieres un hidratante SPF de acabo ultratransparente para pieles grasas o envejecidas, nuestras fórmulas sintéticas son una fantástica opción. Para aquellos con signos de envejecimiento que prefieren un índice de protección solar aún más alto e ingredientes de protección solar sintéticos, recomendamos nuestras RESIST Hidratante Antienvejecimiento Restauradora SPF 50 o RESIST Hidratante Fluida Antienvejecimiento SPF 50. Finalmente, si ya tienes un SPF que te encanta, y simplemente quieras un extra de protección prueba nuestro Primer Sérum SPF 30.

¿Los protectores solares de Paula's Choice son minerales?

Nuestros cuidados de la piel con SPF incluyen opciones minerales y sintéticas. Te mostramos a continuación el listado.

Productos de Paula's Choice con protección solar mineral:

Productos de Paula's Choice con protección solar sintética:

 
-15%
Piel normal, Piel seca
Para todo tipo de pieles
-15%
Piel mixta, Piel grasa
-15%
Piel normal, Piel seca
Piel normal, Piel seca

Artículos relacionados

 

Referencias científicas de este artículo:

    Science, February 2015, pages 842–847 Annals of Internal Medicine, June 2013, pages 781–790 Journal of Clinical and Aesthetic Dermatology, January 2013, pages 16–26 British Journal of Dermatology, February 2010, pages 415–419; and April 2007, pages 716–719 Indian Journal of Dermatology, Venereology and Leprology, volume 73, number 2, 2007, pages 80