La hiperplasia sebácea

Qué es la hiperplasia sebácea y cómo combatirla

¿Tienes la piel grasa o mixta? ¿A medida que ha pasado el tiempo en tu piel te has encontrado con pequeñas protuberancias persistentes en la cara con un borde blanquecino? Entonces es posible que tengas hiperplasia sebácea. Es muy difícil hacerlas desaparecer, pero afortunadamente podemos combatirlas.

¿Qué es la hiperplasia sebácea?

La hiperplasia sebácea es el nombre en latín de una pequeña protuberancia benigna en la piel. Estos pequeñas imperfecciones son el resultado de un daño de la piel, lo que conduce a una sobreproducción de sebo por parte de la glándula sebácea. Las glándulas sebáceas dañadas pueden dilatarse u obstruirse. Esto genera protuberancias que pueden ser blandas o duras, con una superficie blanca o amarilla. Pueden presentar un puntito rojo en el medio (algo característico de la hiperplasia sebácea), y es importante no confundirlas con los milios o un antiguo grano.

Recuerda que es normal tener varios tipos de imperfecciones al mismo tiempo y que estas pueden aparecer juntas en una misma zona de la piel. La hiperplasia sebácea suele aparecer en la nariz, la frente y en el centro de la cara, pero también los podemos encontrar debajo de los ojos. Además, pueden aparecer en otras zonas del cuerpo, especialmente en áreas donde hay muchas glándulas sebáceas debajo de la piel.

¿Qué causa la hiperplasia sebácea?

Una de las causas de este problema de la piel es la exposición prolongada al sol. La luz del sol daña la piel y las glándulas sebáceas, y por ello es esencial proteger tu piel todos los días con una crema hidratante con SPF 30 o superior.

¿Cómo eliminar la hiperplasia sebácea?

El tratamiento de la hiperplasia sebácea lo realiza un dermatólogo, pero existen productos cosméticos que puedes usar en casa para mantener las imperfecciones bajo control.

Un dermatólogo puede seleccionar una de las siguientes opciones o una combinación de ellas para ayudar a eliminar la hiperplasia sebácea:

  • Peeling facial con ácido salicílico.
  • Tratamiento láser. Reduce las imperfecciones y disuelve el sebo. Aparecen pequeñas costras que se desprenden después de una semana.
  • Terapia fotodinámica, en la que se trata la piel con un gel que reacciona a la luz. Normalmente, se necesitan varias sesiones.
  • Nitrógeno líquido. Esta es una opción arriesgada porque si el nitrógeno penetra demasiado en la piel puede causar una cicatriz o una reducción tópica del pigmento.
  • Tratamiento con un retinoide de prescripción médica ( vitamina A ) o ácido azelaico. Esto hace que el problema sea menos visible pero no lo resuelve.
  • Cirugía para extirpar la protuberancia. Esto podría causar cicatrices, pero la protuberancia desaparecería completamente. La cirugía se considera a menudo como un último recurso.
  • Prescripción de un medicamento con efecto antiandrógeno que reduce la producción de testosterona y otras hormonas. Al igual que con la cirugía, esta opción se elige cuando no hay más opciones.

IMPORTANTE: Algunas protuberancias de hiperplasia sebácea parecen una forma de cáncer de piel conocida como carcinoma de células basales. Así que es aconsejable que siempre consultes a tu dermatólogo para tener un diagnóstico profesional.

¿Qué productos cosméticos pueden ayudar a combatir hiperplasia sebácea?

Según los estudios realizados, el retinol (vitamina A) es un elemento muy eficaz para combatir la hiperplasia sebácea. El retinol les dice a las células que vuelvan a actuar de forma "normal" para que puedan regresar a su forma original, lo que da como resultado una estructura de piel mejorada.

Otro de los ingredientes cosméticos eficaces para la hiperplasia sebácea es el ácido salicílico. La concentración máxima permitida de ácido salicílico para el cuidado de la piel en la UE es de un 2 % en los productos cosméticos , pero te aseguramos que tu piel notará beneficios muy notables.

También la niacinamida (vitamina B3) es otro de los ingredientes que ayudan. Este ingrediente de comunicación celular ayuda a regular la producción excesiva de sebo y repara la barrera protectora de la piel. Si lo analizamos en forma de rutina: después de tu limpiador, empieza aplicando un tónico que contenga niacinamida, como SKIN BALANCING Tónico, a continuación aplica Skin Perfecting 2 % BHA Exfoliante Líquido y RESIST Sérum Antienvejecimiento con Retinol. En el caso que desees una concentración más alta de retinol prueba nuestro Booster 1 % Retinol. Lo puedes incluso mezclar con otro de nuestro sérums. Esta combinación más alta se aplica después de la exfoliación y antes de aplicar la crema de día o de noche.

La combinación de ácido salicílico, retinol y niacinamida ayuda visiblemente a reducir la hiperplasia sebácea, y es más efectiva si usas los productos una o dos veces al día después de limpiar el rostro.

Evita los exfoliantes físicos. El origen del problema de la hiperplasia sebácea está en la profundidad de la piel, debajo de la superficie de la glándula sebácea. Un exfoliante físico solo funciona en la superficie de la piel. Por lo que si frotas las protuberancias con exceso, puedes castigar tu piel y causar otros problemas, como sequedad e irritación.

 

Related products

Para todo tipo de pieles
-15%
Para todo tipo de pieles
-15%
Para todo tipo de pieles
-15%
Para todo tipo de pieles
-15%
Piel mixta, Piel grasa

Referencias científicas de este artículo:

  • The Journal of Clinical and Aesthetic Dermatology, November 2011, pages 22–29, and July 2010, pages 32–43
  • Journal of the European Academy of Dermatology and Venereology, March 2011, pages 328–333
  • Journal of Cosmetic Dermatology, April 2004, pages 88–93

Artículos relacionados