Cómo personalizar tu rutina de cuidado de la piel

Ya estés buscando disminuir las arrugas, las manchas o la apariencia de los poros, la elección correcta del producto y cómo usarlo dependerá siempre de tu tipo de piel y necesidades. Sigue leyendo para descubrir cómo crear tu rutina de cuidado de la piel personalizada y obtener la mejor piel de tu vida.

Una rutina de cuidado de la piel personalizada comienza con la realización de unos pasos básicos con productos formulados para tu tipo de piel específico (grasa, seca, mixta, etc.). Comienza con un limpiador, luego sigue con un exfoliante y termina con un hidratante con SPF en las mañanas, y sin SPF en la noche.

Ahora que has establecido los pasos de una rutina base, puedes ir más allá y personalizar aún más tu rutina incorporando uno o más de los siguientes productos:

Tónicos

Los tónicos suelen ser los héroes anónimos de una rutina de cuidado de la piel. El tónico apropiado puede, por ejemplo, devolver la luminosidad a una piel apagada. Si quieres incorporar un tónico a tu rutina úsalo después de la limpieza, como segundo paso. Los tónicos con antioxidantes e ingredientes reparadores de la piel (ácido hialurónico, glicerina, ceramidas y ácidos grasos) no solo eliminarán los últimos restos de impurezas y maquillaje, sino que también aportaran beneficios específicos a tu piel. El tónico correcto dejará tu piel más suave, calmará las rojeces e incluso ayudará a mejorar la apariencia de los poros dilatados. A veces es mejor que sea el tónico (en vez del sérum o la crema hidratante) el que contenga y aporte a tu piel estos ingredientes.

Comprar Tónicos

Sérums antioxidantes

Un buen sérum antioxidante es aquel que no solo contiene altas concentraciones de antioxidantes potentes (como la vitamina C, resveratrol, extracto de té verde, etc.), sino que, además, está repleto de ingredientes capaces de estimular la comunicación entre las células (niacinamida o retinol). Cuando comiences a usar un sérum, verás mejoras de inmediato, ya que sus fórmulas ricas en antioxidantes calman las rojeces e iluminan la piel. A largo plazo, verás que los signos del envejecimiento se suavizan y la piel luce más firme saludable. Usa tu sérum después de tu exfoliante.

Comprar sérums antioxidantes

Mascarillas

Las mascarillas son ideales para abordar una necesidad específica o una problemática ocasional, como aportar una hidratación adicional, absorber el exceso de grasa o calmar las rojeces.

Comprar Mascarillas

Booster

A veces tu piel necesita un poco de cuidado y cariño extra. Ahí es donde entran los boosters antienvejecimiento. Cada booster se enfoca en un problema específico del cuidado de la piel y se puede agregar fácilmente a tu rutina de cuidado de la piel. Puedes usarlo solo o combinar unas gotas con tu sérum o crema hidratante favorita.

Comprar Boosters

Al unir en orden todos los productos anteriores, tu rutina se verá así:

  1. Limpiador
  2. Tónico
  3. Exfoliante (AHA o BHA)
  4. Booster
  5. Sérum antioxidante y/o Treatment específico
  6. Día: Crema hidratante con SPF / Noche: Crema hidratante (sin SPF)

La rutina anterior es solo ejemplo. Tu rutina del cuidado de la piel personalizada y definitiva la obtendrás a medida que vayas probando. Cuando vayas agregando productos a tu rutina, vigila cómo reacciona su piel para que puedas ajustar la cantidad y la frecuencia de aplicación y encontrar la que se adapte mejor a tu piel. Para obtener más consejos sobre cómo personalizar su rutina de cuidado de la piel, contacta con nuestro equipo de expertos de atención al cliente.

 

Related products

Piel mixta, Piel grasa
Para todo tipo de pieles
Piel normal, Piel seca
Para todo tipo de pieles